Las obras del 2015 que le cambiarán la cara al país

  • 30 julio, 2015
  • Noticias
  • 0 Comments

En los últimos cuatro meses, el país experimentó un gran impulso en la ejecución de infraestructura por cuenta del Gobierno. El encargado de cumplir esa tarea, encomendada por el presidente Juan Manuel Santos, es el propio vicepresidente, Germán Vargas Lleras, quien se ha destacado precisamente por ser un ejecutor.

La meta del Gobierno Nacional es sacar adelante los compromisos adquiridos para este cuatrienio en materia de infraestructura, vivienda y agua, entre otros. (Lea también: En enero se reanuda Vía de la Prosperidad).

Y los resultados ya han empezado a notarse. Están en marcha 30 megaobras viales de Cuarta Generación (4G), 400.000 viviendas listas para ser construidas en todo el país, y 23 departamentos ya cuentan con un plan de gestión definido en infraestructura, vivienda y agua. (Infografía: Megaobras viales)

Las inversiones, solo en las 4G, serán superiores a los 50 billones de pesos, una cifra que no se había visto antes en el país para este tipo de proyectos. Esta obras, que tienen un año para desarrollar lo que se denomina la preconstrucción, deberán ser terminadas en un plazo máximo de cinco años.

Según Santos, el 2014 fue “un año en que comenzó en firme la gran revolución de la infraestructura, con las autopistas de Cuarta Generación que estamos contratando y pronto comenzarán a construirse”.

El Vicepresidente ha sido insistente en que la idea es que sean entregadas, por lo menos las de la denominada primera ola, antes de que se termine este mandato.

Trabajo en la región
El vicepresidente Vargas Lleras no se ha limitado solo a darles vía libre a las inversiones, sino que ha hecho un recorrido por 23 departamentos para evaluar de primera mano cómo están avanzando las diferentes obras.

“En cada uno de los departamentos que visitamos nos reunimos los equipos de trabajo de los gobiernos nacional, departamental y local para evaluar el estado de los proyectos y formular un plan de gestión definido, enfocándonos en obras públicas, concesiones, vivienda y agua potable”, aseguró Vargas.

“Uno a uno, los compromisos adquiridos en los diferentes departamentos deberán cumplirse a rajatabla. La mayoría están siendo programados para que a partir de enero se empiecen a ver resultados claros y concisos”, agregó el Vicepresidente.

También jugó un papel clave para que el Gobierno Nacional afinara los instrumentos para hacer más expedita la tramitomanía de los proyectos de infraestructura, vivienda y agua.

Incluso, el Congreso acaba de aprobar un proyecto que va a permitir, en solo un mes, la compra de predios ubicados en terrenos por donde van a pasar o serán construidos proyectos de interés general en materia vial, portuaria, aeroportuaria, férrea, y de vivienda y agua.

En este segundo semestre también se firmó el acta de inicio del contrato para la recuperación de la navegabilidad del río Magdalena, que tiene un valor de 2,5 billones de pesos.

“Este es el contrato de obra pública más importante que se ha firmado en la historia del país”, dijo Vargas, quien señaló que al finalizar el contrato, que tiene una duración de 13 años y medio, la meta es alcanzar los 10 millones de toneladas movilizadas por año a través del río.

En conclusión, el propósito fundamental es cambiarle la cara a Colombia.

Importantes obras en infraestructura del sector aéreo
A comienzos de este mes se firmó el otrosí por 109.500 millones de pesos para modernizar la terminal aérea Simón Bolívar, de Santa Marta. También hubo recursos para climatizar el aeropuerto Camilo Daza, de Cúcuta, y el de Valledupar. Además, se destinaron 19.600 millones de pesos para la modernización del aeropuerto Rafael Núñez (Cartagena). A esto se suman 384.000 millones para la adecuación, modernización y mantenimiento de los aeropuertos de Quibdó, Rionegro, Montería, Medellín, Carepa y Corozal. Además, hay licitaciones para modernizar las terminales de Neiva, Armenia y Popayán.

La apuesta clave en las carreteras 4G
En materia de infraestructura vial se pusieron en marcha las tres olas que contemplan las vías de Cuarta Generación (4G).

Se trata de carreteras que reducen los tiempos de viaje y la accidentalidad, pues son vías con menores radios de curvatura y que permiten superar los 80 kilómetros de velocidad.

Según Vargas Lleras, de los 10 proyectos de la primera ola, siete ya tienen suscrita el acta de inicio, dos tienen contrato firmado y uno está en proceso de contratación. Este primer grupo contempla la construcción de 1.628 kilómetros de vías con una inversión del orden de los 12 billones de pesos.

“Creo que vamos por buen camino, más rápido no hubiera sido posible avanzar”, dijo el Vicepresidente.

Estas obras tienen, además, una particularidad, y es que se construyen por asociaciones público-privadas de iniciativa pública, es decir que solo se les paga a los contratistas en la medida en que entreguen tramos que se puedan poner al servicio.

Para la segunda ola 4G (que implica la construcción de 1.827 kilómetros), el Conpes aprobó 17,2 billones de pesos, con los cuales se deben financiar ocho proyectos viales. De estos recursos, 10,2 billones son para financiar construcción y los restantes siete para el mantenimiento.

Esta semana, precisamente, el Consejo Superior de Política Fiscal (Confis) dio el aval fiscal para desarrollar cinco proyectos viales de 4G.

En lo que tiene que ver con la tercera ola, según el Vicepresidente, en febrero se radicarán ante el Ministerio de Hacienda los 10 proyectos que se van a financiar.

Pero, a la par con las 4G, también se han hecho contrataciones para vías clave para el desarrollo del país.

También se destaca la inauguración del tramo Guaduas-Puerto Salgar, en la Ruta del Sol, sector 1, que acortará sustancialmente el trayecto entre Bogotá y la Costa Atlántica.

EL TIEMPO

0 Comments